viernes, 29 de agosto de 2008

La revista Nautilus

Esta página electrónica tiene como objetivo difundir y promover la revista Nautilus, fundada en 2004. Es la primera revista en lengua española dedicada exclusivamente a la historia y crítica de la ciencia ficción hispánica, en especial argentina. También admite investigaciones sobre géneros afines, como la utopía, el terror y la literatura fantástica.

Editada en la ciudad de La Plata
y dirigida por Carlos Abraham, con formato de revista académica, constituye un intento de acercar la ciencia ficción a las aulas universitarias y de crear los cimientos de algo que pueda ser llamado una escuela nacional de crítica e investigación del género. Su frecuencia es cuatrimestral.

Su origen se debe a la existencia de una laguna crítica. Mientras en el ámbito universitario argentino se había producido una revalorización de ciertos géneros de la literatura de masas, como la novela policial (con textos críticos como Asesinos de papel de Jorge Lafforgue y Jorge Rivera, Juegos de seducción y traición de Ana María Amar Sánchez, y con defensores-cultores prestigiosos como Ricardo Piglia y Jorge Luis Borges) y la novela rosa (quizá el ejemplo más representativo sea El imperio de los sentimientos de Beatriz Sarlo), la ciencia ficción seguía a la espera de atención ensayística. La crítica literaria local se hallaba atrasada en este campo, en comparación con la europea y estadounidense, donde el género era objeto de copioso análisis teórico e histórico.

Nautilus se propuso y se sigue proponiendo llenar este espacio vacío. Su intención es construir los cimientos de algo que pueda ser llamado una escuela nacional de análisis, crítica e investigación del género.

El título de la revista fue objeto de debate. En un principio era Plus Ultra, traducción latina de Más Allá. El inconveniente: los lectores de ciencia ficción no suelen saber latín, y los iniciados en la lengua de Lucano no suelen estar al tanto de las revistas vintage del género. La solución, como puede apreciarse, consistió en la adopción de un nombre de significado universalmente aprehensible.

El interesado en profundizar estos temas está invitado a acercarse a la dirección de la revista, donde se está organizando una biblioteca y centro de estudios de literatura fantástica, utopía, terror y ciencia ficción. Cuando se tiene en cuenta que sólo en el siglo XIX hubo al menos 52 autores argentinos de ciencia ficción (cantidad que aumenta exponencialmente en el siglo XX), resulta evidente que el género es aún un campo virgen para la investigación.

Queda mucho por hacer. Éste es un primer paso.

.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buenos los contenidos de la revista.

laura nicastro dijo...

Hola Carlos:
Me parece maravillosa esta empresa de rescatar a nuestros autores olvidados a través de la difusión de sus obras. La creación literaria es una de las formas de la inmortalidad.